Hepatitis aguda infantil: ¿cómo es la prueba para detectarla?

*Ante la crisis sanitaria ocasionada por la hepatitis aguda infantil se debe hacer esta serie de pruebas para su detección temprana

Con información de El Sol de Mexico

Sábado 21 de mayo 2022

Con el reciente brote de hepatitis aguda infantil que ha surgido en algunos países del mundo, incluyendo México, muchas dudas han surgido respecto a esta enfermedad.

La detección temprana de esta enfermedad en los menores de edad puede hacer la diferencia entre el estado de salud y el tratamiento, así como el reposo que las enfermedades del hígado exigen y son los estudios hechos con rapidez que la hepatitis infantil puede ser localizada a tiempo.
Por esta razón el día de hoy te contaremos todo lo que tienes que saber respecto a las pruebas para detectar la hepatitis aguda infantil, pero primero te explicaremos, en que consiste esta enfermedad que ataca al hígado.
¿Qué es?
La hepatitis es una enfermedad viral que provocada por diferentes tipos de virus como el A, B, C, D y E.
En sí, este padecimiento ocasiona la hinchazón del hígado y la inflamación de los tejidos de este órgano vital debido a una infección con el virus de la hepatitis “A” (VHA), misma que es la más común en los más pequeños del hogar.

A diferencia de la hepatitis “A” y la “E” del resto, es que tienden a ser infecciones agudas, mientras que la “B”, “C” y “D” pueden llegar a ser agudas y crónicas y comúnmente estas se contagian por medio de la transmisión sexual o el uso de una aguja que ya fue utilizada.

Pruebas y exámenes para su detección
Para poder detectar esta enfermedad que afecta seriamente al hígado, se necesita pasar una serie de pruebas sanguíneas y un examen físico, que consiste en realizar la búsqueda de dolor e hinchazón del hígado por medio del tacto o movimientos abdominales apoyados con las piernas.

Por otro lado, también se necesita realizar una serie de estudios de laboratorio que, de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), consiste en un examen de sangre extraída de la vena para detectar anticuerpos contra hepatitis A, llamados inmonuglobulinas (IgM), es por medio de este estudio que puede darse un diagnóstico sobre un paciente hepático.

No obstante, las pruebas de bilirrubina, alanina aminotransferasa (ALT) y aspartato aminotransferasa (AST), también pueden ser utilizadas para poder evaluar la función del hígado o determinar si un paciente es hepático.

Asimismo, en los casos de infecciones en el hígado agudas, el médico también puede mandar hacer pruebas de anticuerpos en donde detecten el tipo IgM o IgG y esto puede ser de gran utilidad para ver si anteriormente hubo alguna infección previa ocasionada por alguno de estos virus.

Recomendaciones
Es vital que en caso de que un menor presente síntomas como cansancio, falta de apetito, fiebre, náuseas y vomito, dolor abdominal en la zona hepática (costado derecho) e ictericia, es decir que tanto los ojos como la piel se tiendan de color amarillo.